Asociación Musical Pablo Nassarre | Reciente restauración de “Square piano” Johannes Zumpe, Londini fecit, 1777 de la Colección de la Asociación Pablo Nassarre
16675
post-template-default,single,single-post,postid-16675,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
 

Reciente restauración de “Square piano” Johannes Zumpe, Londini fecit, 1777 de la Colección de la Asociación Pablo Nassarre

Johannes ZUMPE & BUNTEBART, Londini fecit, 1777 (Square piano)

Acabamos de restaurar en Londres uno de nuestros Square pianos más importantes. Se trata de un piano cuadrado Johannes ZUMPE fabricado en Londres en 1777.

Johannes ZUMPE y Wolfgang Amadeus MOZART

Bartolomé Cristófori creó un instrumento capaz de responder a los cambios sutiles en la presión que se ejercía sobre las teclas, aunque la idea ya había sido probada anteriormente. Este nuevo instrumento con forma de clavecín pero capaz de ofrecer matices dinámicos recibió el nombre de “Cimbalo di piano e forte detto volgarmente di martelletti.”

El pianoforte rectangular fue un invento posterior y su historia está directamente vinculada con la ciudad de Londres.

Los primeros pianos cuadrados aparecen en Londres en torno a 1766. Estos instrumentos apenas medían un metro de largo por medio metro de ancho y fueron vendidos en su época por 20 libras o menos, lo que constituyó una auténtica revolución cultural.

Su invención se atribuye a Johannes Zumpe (1735-1783), John Christopher Zumpe, como era conocido en Londres, constructor alemán discípulo de Silbermann que llegó a Londres procedente de Sajonia en 1750. Tomando como base la caja de un clavicordio y añadiéndole un sistema de macillos y pequeños apagadores, Zumpe supo construir un piano pequeño, práctico, fiable y económico de considerables recursos sonoros.

Wolfgang Amadeus Mozart, su padre Leopold y su hermana Nanner, visitaron el taller de Zumpe cuando Amadeus contaba con siete años de edad, durante su larga visita a Londres en 1764-1765 según consta en el diario de viaje de Leopold Mozart.

Johannes ZUMPE y Johann Christian BACH

El éxito de Johannes Zumpe fue rápido, ayudado por el estímulo y colaboración de Johann Christian Bach, con quien tuvo una gran amistad personal y empresarial.

Johann Christian Bach, maestro de música de la reina Charlotte de Inglaterra, ha sido llamado el “London Bach” por el tiempo que pasó en esta ciudad, convirtiéndose en uno de los músicos y compositores más importantes de la segunda mitad del siglo XVIII. Considerado como el iniciador del “Estilo Galante”, música elegante, armoniosa y brillante compuesta para el entretenimiento y el deleite, además de crear gran número de óperas y obras para salas de concierto también compuso música para teclado. Se trata de dos suites de sonatas compuestas para teclado solo, la Op. 5 y Op. 17, conteniendo 6 sonatas cada una de ellas.

El primer recital para pianoforte solista se celebró en Londres y fue protagonizado por Johann Christian Bach en un piano cuadrado Zumpe en 1768 donde interpretó las sontas para pianoforte Op. 5.

La suite Op. 5 fue compuesta específicamente para explorar y mostrar las posibilidades sonoras del temprano “square piano inglés” del momento. Esta suite fue estrenada en 1766 por el mismo J. Ch. Bach en la sala de conciertos de “Hanover Square” (Londres) en un pianoforte cuadrado realizado ese mismo año por su amigo Johannes Zumpe. Los documentos de la época nos hablan del éxito de la obra y del nuevo instrumento, con un público fascinado y entusiasmado.

Las virtudes de las obras para teclado de Johann Christian Bach fueron resumidas acertadamente por el propio Leopold Mozart en una carta a su hijo: “Lo pequeño es grande, cuando se escribe en un estilo de natural fluidez y luminosidad y cuando se escribe de manera eficiente en una obra. Componer de esta manera es más difícil que escribir todas las progresiones armónicas artificiales e incomprensibles y melodías difícilmente realizables”.

Evolución del Square piano de  Johannes Zumpe

El modelo ideado por Zumpe pronto fue copiado por otros constructores que han pasado a formar parte de la historia del instrumento: Gabriel Buntebart, Adam Beyer, Johannes Pohlman, Frederick Beck y John Broadwood.

Todos estos instrumentos fueron eclipsados posteriormente por los pianos que llevan el nombre de Muzio Clementi, que interrumpió su carrera concertística para rescatar la empresa “Longman & Broderip” tras su hundimiento financiero de la firma en 1796. Cuando Muzio Clementi murió en 1832, la empresa que lleva su nombre fue continuada por su capataz Frederick Collard. La firma de Collard & Collard (los hermanos Federico y William Collard) continuó fabricando pianos cuadrados hasta cerca de 1860, pero a medida que la industria del piano se contrajo en el siglo XIX el negocio decayó y la empresa fue vendida finalmente a la firma Cramer dedicada a la producción de pianos verticales estándares comerciales.

A partir de 1820 los pianos cuadrados fueron constantemente renovados buscando una sonoridad cada vez más potente. El teclado se extendió hasta las seis octavas y posteriormente a siete octavas. Así mismo, la tensión de las cuerdas se fue incrementando hasta cuadruplicar la tensión de los primeros pianos del siglo XVIII. Los martillos se volvieron más grandes y pesados perdiendo gran parte de su ligereza inicial. En torno a 1825 y con la finalidad de evitar el colapso estructural, los instrumentos fueron equipados con una placa metálica de hierro, y posteriormente, hacia 1840, con un bastidor metálico completo.

El desarrollo del pianoforte evolucionó siguiendo dos vías constructivas , la inglesa y la germano –vienesa, pero por una u otra vía el pianoforte estaba destinado a la grandeza. Sus posibilidades técnicas ofrecían al mundo de la música algo por le que llevaba mucho tiempo clamando: un teclado que permitía la expresión musical libre.

No es casualidad que el estreno de las sonatas de Johann Christian Bach, y la invención del pianoforte cuadrado coincidan con el movimiento cultural “Sturm und drag” movimiento precursor del romanticismo y cuyas ideas artísticas eran entre otras dominar con la emoción, la búsqueda de la pasión, de la libertad y el énfasis extremo de lo irracional. El pianoforte resultó ser el socio ideal para esta nueva estética.

Pianos de Zumpe (o Zumpe y Buntebart) se puede ver en los siguientes museos: Colonial Williamsburg, Virginia, EE.UU.; Württembergisches Landesmuseum, de Stuttgart; Russell Colección de Instrumentos Musicales, Edimburgo, Museo de Bellas Artes de Boston, Massachusetts; Museo de Gales, Fagans St, Cardiff, y Basilea, Historisches Museum: también en Hatchlands Park, Surrey [National Trust], Museo de instrumentos musicales (Barcelona), Colección de instrumentos de la Asociación Musical Pablo Nassarre (Zaragoza).

No hay comentarios

Publica tu comentario